¿Resolución Simbólica de Traumas? Tribunales de Crímenes de Guerra, Violencia Sexual, y la Performance Jurídica de la Curación (Resumen)

Diana Anders

Abstract

La tendencia cada vez más notoria de considerar a los tribunales internacionales centrados en crímenes de guerra como instituciones que no solo proveen justicia sino también constituyen unos vehículos para la resolución del sufrimiento de las víctimas de la violencia de guerra marca un cambio notable en la Legislación Humanitaria Internacional (LHI). Este “giro terapéutico” de la LHI aparece claramente expresada en los procedimientos del Tribunal Internacional de Crímenes en la ex Yugoeslavia (1993) y el Tribunal Internacional para Ruanda (1994). Ambos tribunales lanzaron lo que ha sido llamada la “era de los tribunales”[1], poniendo un énfasis sin precedentes en las victimas de atrocidades. Este artículo provee una exploración crítica de la adjudicación de la violencia sexual como crimen de guerra en el contexto de este giro terapéutico.

 

Usando como lente la concepción de tribunales históricos propuesta por la experta en traumas Shoshana Felman, intento subrayar de qué manera estos tribunales pueden bloquear o hacer imposible el tipo de catarsis que esta autora presupone. He elegido dos casos para ilustrar algunos de los costos imprevisibles que derivan de la promesa de una resolución o cura legal: En primer lugar, el discurso mismo que promete una resolución o alivio a las mujeres víctimas de violencia sexual de hecho las reduce a una condición de víctima. En segundo lugar, las “otras” víctimas de la violencia sexual de guerra (en este caso, los varones), suelen no ser reconocidas o vueltas invisibles en este paradigma de “cura” legal.  Mi análisis de esos casos explora cómo las intervenciones terapéuticas-jurídicas pueden socavar los objetivos que se proponen, a la vez que ocultar las relaciones de poder en las que se basan y que contribuyen a perpetuar.

[1] Scheffer (2012), 4.

Full Text:

PDF

Refbacks

  • There are currently no refbacks.